Lamento por Leonard Cohen
Guía en el jardín de plantas
Tesoro
Tres variaciones sobre el oro
Nada es lo que parece
Tumba profunda.
Primavera en Akitsu
Ciryl, el niño de la bicicleta
El caso Moro o Buongiorno, Notte y viceversa
Releo y escribo a medida que releo
El riesgo extremo
La aspereza de este mundo
Notas sobre el campo de la didáctica de la lengua y de la literatura
Emotividad y resistencia al sentido poético
La poesía empieza por la poesía de vanguardia
La escuela debe ser un problema

Tumba profunda.

2013

---

Escritores del mundo. Revista blog de literatura

---

Ver link
PDF


Tumba profunda. Sobre País bárbaro[1] de Angela Ricci Lucchi y Yervant Gianikian


  Hoy aquí, en Europa, el racismo se expande. Se toman las armas
para ahuyentar a los pobres, a los extranjeros inquietantes
para mandarlos de vuelta a su infierno original”
dicen en off
 Angela Ricci-Lucchi y Yervant Gianikian mientras su último
 documental de “cine encontrado” ocurre delante de nuestros
 ojos, de nuestros oídos. Sí, en Lampedusa, Italia, y en otros
 países de Europa se replica hoy sin vergüenza crímenes,
 persecuciones y expulsiones ya sucedidas durante la primera
 mitad del SXX en África (Libia, Etiopía, Argelia, Marruecos)
 y en su propio territorio. De esto trata País bárbaro,
 de
sentar posición sobre lo que tememos sucederá sin solución
 de continuidad en el viejo continente como si fuera natural
 caminar entre cadáveres. Hacia esa persistencia nos llevan
 los directores italianos; sus producciones artísticas obligan
 a observar sin clemencia y sin pelos en la lengua; actualizan
 lo que ya sucedió con materiales fílmicos encontrados
 en archivos y colecciones privados . Ellos intervienen cada
 fotograma, uno a uno, con su cámara analítica: digitalización,
 cambio de la velocidad, color, ampliación, congelamiento,
 puesta en negativo, re-edición y re-filmación. En el sonido,
 música electrónica uniforme compuesta por Keith Ullrich
 y la entrada esporádica de la voz de Giovanna Marini. Formas
 de apropiarse y distanciarse en la recepción de los viejos
 materiales sobre los nuevos espectadores, efectos que actúan
 sobre esas imágenes en movimiento, que horadan su esencia
fílmica y documental para convertirlas primero en copia
 y luego en reproducción móvil cuasi-pictórica. Tras la impiadosa
 trilogía sobre los desastres de las luchas y guerras de principio
 del siglo XX integrada por Prigionieri della guerra (1995), Inventario
Balcanico (2000) y Oh! Uomo (2004), Pais bárbaro es una cruda
 y casi explícita puesta al día, algo nuevo en su obra, un rechazo
 a la actual política inmigratoria de Europa del 2013: Los primeros
 
fotogramas intervenidos del film de Ricci-Lucchi y Gianikian
 
son las multitudes junto a un grupo de cadáveres desfigurados,
 los de Benito Mussolini y Clara Petacchi en la Plaza Loreto, Milán,
 
19 de abril de 1945, captadas por su Cámara analítica: tono azul,
 
ralentamiento, fotograma congelado. El ritmo discontinuo
 del documental parece la respiración afanosa, encimada y urgente
 de los artistas sobre el material manipulado. Junto a las imágenes
 repetitivas y coloreadas de amarillo de desfiles civiles y militares
 en la Etiopía conquistada brutalmente entre 1935 y 1936 por
 el dictador fascista italiano( telegrama de Mussolini: “gaséenlos.
Por razónsuperior: defensa nacional”), suena un piano y una voz,
¿Giovanna Marini? ¿Angela Ricci Lucchi? El canto irrumpe en la banda
 sonora y le pone una incómoda melodía a las palabras como si esto
 sucediera en una sala de ensayos, ¿otro recurso de distanciamiento?
, y se improvisara de forma casera. Porque no hay que saber afinar
 hay que saber denunciar Jugamos y bailamos en el Mediterráneo.
Que tiene hambre de una Europa que hoy rechaza
 a los que huyeron de la guerra y el hambre. Y aceptan
 el riesgo de ahogarse en el mar. ¡Tumba profunda! ¡Tumba
 profunda! ¿Hasta dónde llegará la vieja Europa? ¿Qué pasará
  con los gitanos en Portalier, los eritreos y somalíes en Lampedusa
, los marroquíes en Melilla? Termina en negro País bárbaro y se oye
 en italiano Cada época tiene su fascismo. Insolente y atrozmente
 grotesco. Vuelve el fascismo. Sentimos inquietud. Estamos
sumergidos en una noche oscura. No sabemos a dónde vamos.
 ¿Y ustedes?
Yaki Setton


[1] (Pays barbare), Francia, 2013. Exhibido el jueves 17 y el lunes 21 de octubre de 2013 en la sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín, en el marco del DOC. 13° Muestra Internacional del cine documental. Agradezco a su Director de Programación Cinematográfica, Luciano Monteagudo, el haberme facilitado los subtítulos del documental para este escrito. Se puede ver un adelanto de la obra en http://vimeo.com/76828000