El beso
Notebook
Music
El cantar más bello
Casamiento
El beso
1.
Te di un beso.
Solo un beso
qué abrió mis
párpados
despacio
como
si nada antes
hubiera existido.
Luego, bebí
de cada uno
de tus labios
para entrecerrar
mis ojos,
arrodillarme
y besar
de a poco
cada uno
de los dedos
de tus pies
apoyados
sobre la tierra.
Así, llegué
a este piadoso
silencio,
señora mía,
y ya nada
nada nada
fue igual.

2.
Así, se puso
en juego
cada parte
de mi cuerpo
en el tuyo;
se abrieron
molinos
de vientos
que giraban
sin cesar,
leves
pero certeros,
en ese amor
del mutismo
y la palabra
justa. Volvió,
entonces,
un nuevo
beso, esta
vez se posó
en tu divino
vientre
rosado de rubor.
Ya nada,
amada mía,
fue igual.


3.
"Porque las catedrales las construyen los hombres"
Alejandro Crotto, "(...El sermón de la hormiga....)"

Y llegó el último.
Ese que me signó
de por vida. Se
construyó como
una catedral,
de adentro
hacia afuera,
etéreo, ligero,
pleno de luz
y con arcos
delgados
apenas
abovedado
así se posó
este beso
último
y generoso
en tus ojos
almendrados.
Allí, mis labios
se unieron
plenos a ellos,
a sus reflejos
que dieron
de lleno
en los míos
y sí
definitivamente
ya nunca nunca,
querida mía, nada
nada será igual.